Existen tres claves fundamentales que debés de seguir para poder hacer del ahorro una acción que genere resultados, no solo para el cumplimiento del objetivo por el cual lo realizás, sino, para que el camino de gestionarlo no se convierta en algo a lo que no se le aplique interés y por ende no lo cumplás.

Estas tres claves son:

  • Tené un objetivo claro por el que ahorrar, En resumidas cuentas, como dice la célebre frase, Si tienes un para qué, encontrarás el cómo. (Motivación).
  • Que el o los involucrados en la gestión del ahorro tengan claro para que se hace y por ende coloquen todas sus fuerzas y energías para conseguirlo, remando todos en la misma dirección. (Dedicación).
  • Implementá acciones o trucos que permitan conseguirlo. (Método).

Deteniéndonos en el último punto, si realizás una revisión de periodos de tu vida donde haz cumplido con motivación y dedicación la práctica del ahorro, podrás encontrar que en muchas ocasiones no lograste materializar el ahorro debido a que no encontraste un método que seguir. Por ello, te presentaremos 5 hábitos mentales que te ayudarán a volver posible, de una forma fácil y accesible, tu meta de ahorrar.

  1. No intentés ahorrar mucho dinero ahora, comprométete a ahorrar más en el futuro: Suena contradictorio con el objetivo de ahorrar más, pero la clave está en el momento. Algunas investigacionessugieren que aumentar poco a poco y progresivamente la cantidad de dinero a ahorrar es más efectivo que intentar ahorrar mucho desde el principio.
  2. Cambiá la manera en la que piensas sobre el dinero y las cantidades: Un billete de 50.000 colones es papel igual que uno de 5.000 pero psicológicamente nos puede costar más pagar con uno de 50.000 que con uno de 5.000 cuando comprás algo de poco valor. Una forma de ahorrar es intentar llevar siempre más billetes de mayor valor que de menor valor.
  3. Haz una funda para tu tarjeta de crédito con una foto de tu presupuesto y límites financieros: Es algo parecido a poner una foto de motivación en la refrigeradora si estás haciendo dieta o sobre tu mesa de trabajo si quieres ser más productivo. Este truco te ayudará a recordar cuáles son tus limitaciones financieras cada vez que abrás la cartera para pagar con la tarjeta.
  4. Pensá en el precio en términos de cuántas horas de trabajo necesitas para pagarlo: Es un truco bastante efectivo para cortar gastos innecesarios, pensá cuánto tiempo tendrías que trabajar para ganar el dinero que cuestan las cosas.
  5. Entendé cómo funciona tu mente: Es una recomendación que se puede aplicar a muchos temas, y también al ahorro. Cuanto más te conozcas a ti mismo, cuanto mejor sepas cuáles son tus debilidades mentales a la hora de comprar, mejor podrás pararte a pensar cómo combatirlas y controlarlas.

Te invitamos a conocer de nuestros talleres gratuitos de Asesoría Financiera donde abarcamos estos temas y más para asegura una saludable vida financiera a nuestros asociados y asociadas.
Para más información nos podés llamar al 2257-9060.