Como padres estamos en constante aprendizaje sobre cuáles son las herramientas que debemos de darles a nuestros hijos e hijas para que se puedan desarrollar como personas exitosas en el futuro, invertimos en estudio, idiomas, deportes y todo tipo de prevenciones de tipo médico como vacunas y chequeos, con la finalidad de que cuenten con mejores oportunidades como individuos. Sin embargo nos olvidamos de algo muy importante: la educación financiera. 

Ciertamente es esencial incluir la enseñanza sobre la correcta administración de sus finanzas personales para que todo en su futuro sea exitoso.

A continuación repasaremos 6 consejos fáciles y prácticos que serán de mucha utilidad para la enseñanza de educación financiera a sus hijos e hijas:

  1. Establezca un pago mensual o semanal a sus hijos y muéstreles cómo organizar ese dinero para que puedan comprar sus meriendas, el pago del bus, entre otros.
  2. Enséñeles la importancia de fijarse metas, si existe algo que su hijo anhele y que pueda conseguir mediante el hábito del ahorro, es mejor que le ayude a lograrlo mediante la costumbre de separar el dinero necesario en un determinado tiempo para poder conseguirlo.
  3. Explíqueles de dónde sale el dinero, cuál es el esfuerzo que tienen que hacer los padres cada mes para conseguirlo. No se trata de ser alarmistas, pero sí de que sean conscientes de lo que cuesta ganarlo y lo rápido que se gasta. Los niños tienden a pensar que el dinero es ilimitado.
  4. Enséñeles a crear un presupuesto en base al pago mensual o semanal que ustedes definan, revísenlo con ellos a final de mes para que entiendan en que invirtieron, gastaron o ahorraron su dinero.
  5. Muéstreles opciones para ahorrar, aunque pueda parecer una técnica antigua, la alcancía siempre será un buen método para guardar dinero, sobre todo si se trata de niños pequeños, porque es una alternativa accesible y les permite revisar constantemente cuánto ha crecido la suma inicial.
  6. Para hacerles ver que conseguir dinero lleva un esfuerzo asociado, puede hacerlo mediante el siguiente juego: cuando necesiten un dinero extra para un juguete, por ejemplo, explíqueles que al ser un gasto adicional a su pago, tendrán que ganárselo. Para ello, deberán ayudarle en una serie de tareas domésticas y a cambio, obtendrán ese dinero. Es importante que esto no se convierta en una costumbre: deben comprender que las finanzas saludables se consiguen si se gasta únicamente lo que tiene, no más.

En Coopenae nos preocupamos por mantener sanas las finanzas de nuestros asociados y asociadas para que puedan trasladar esos hábitos en su hogar, por esta razón impartimos todos los meses talleres gratuitos de Asesoría y Seguridad Financiera donde abordamos diversos temas para mantener una educación financiera integral.

Para más información te invitamos a ingresar a este enlace e inscribirse para recibir más información de nuestros talleres gratuitos de Asesoría Financiera.

 

7 pasos para conseguir tu libertad financiera