En ocasiones, la falta de control de la tentación te puede llevar a un sobre endeudamiento y ahogo de tus finanzas.

Empezá por cambiar algunos hábitos que te ayudarán a realizar compras más compras con la cabeza y menos con el corazón.

  • Básico: no gastés más de lo que recibís de ingresos.
  • No te pongás en el camino de la tentación. Si no tenés presupuesto, alejate de gastos innecesarios, personas o lugares que los promuevan.
  • ¿Qué tenés en tu cartera o billetera?: entre más tarjetas de crédito tengás, mayor oportunidad le das a la tentación para gastar.
  • Evitá las compras por impulso. Si no habías pensado que lo necesitabas, seguramente es porque no realmente no lo necesitás. Siempre, ante una opción de compra, pensá si realmente es necesario.
  • Ten un círculo de apoyo. Siempre hay una amiga o amigo que es más ahorrativo que y te puede ayudar con su consejo o ejemplo.

Si te gustó este artículo, recomendalo a tus amigos y familiares para que que mejoren su salud financiera.

¡En Coopenae, impulsamos felicidad!

¿Por qué debemos ahorrar?