Si te preguntás cuándo empezar a Invertir a Plazo en la banca: cualquier institución financiera: banca privada, las cooperativas de ahorro y crédito y las mutuales, todas estas son opciones formales, para invertir nuestro capital.

Alguna vez te has preguntado, ¿cómo invertir?
También de seguro tenés este tipo de consultas cuando estamos planeando nuestro presupuesto y/o nuestro futuro: ¿cuánto dinero? y ¿cuándo es el tiempo adecuado para comenzar a invertir?

Hablemos de algunas reglas de oro, que todos debemos de tomar en cuenta cuando nos disponemos a iniciar como inversionista en instituciones financieras.

Regla uno: ¿Cuánto es un buen capital para iniciar una inversión en una entidad financiera?

La respuesta a esta pregunta es sencilla, el tamaño de tu capital inicial no es relevante, lo relevante es cómo y dónde invierto, dicho esto, una vez que establezcás y realicés tu “ahorro” y que el mismo esté robusto, es tiempo de dar el segundo paso, sacá tus ahorros e invertí a plazo, eso sí, basa tu inversión en la regla número dos que a continuación explicamos.

Regla dos: “haz una ronda”

En el momento de poner nuestro capital a ganar intereses, “siempre” debemos de buscar la o las mejores opciones del mercado, aquella que se ajuste a mis metas, que cumpla mis expectativas.
Esto solo se logra haciendo una investigaciones de las opciones que brindan las instituciones financieras, pero ¿cómo realizo esa investigación?
Es fundamental preguntar, analizar para al final escoger la opción que mayor rendimiento y seguridad nos brinde, se dice que una buena búsqueda es aquella que me permite como mínimo tres diferentes opciones de inversión.

Regla tres: busca siempre el mayor rendimiento de tu capital
Este rendimiento debe de cumplir con el principio básico de garantía y solidez, nunca expongás tu capital en inversiones osadas en instituciones informales.

Regla cuatro: Pregunta por la tasa y tipo de interés
Lo primordial es una tasa de interés bien alta, debés saber que la media en inversión a plazo actualmente ronda el 10% anual, es decir, una tasa del 9% anual está bien, pero una menor a esta no.

Por esta razón, es indispensable siempre preguntar por el tipo de interés, el mejor para ti es aquel que se va acumulando cada mes, es decir tu capital crece mes a mes, este tipo de interés es el compuesto, entonces preguntá por inversión a plazo con interés compuesto.

Regla cinco: informate sobre la nueva ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas
Debés saber que esta ley particiona las entidades en dos grandes grupos, separando en un primer grupo todas las entidades financieras donde el impuesto será aplicado con un impositivo de 15% sobre las ganancias de las inversiones, y otro grupo de entidades financieras donde el impuesto es del 8% sobre las utilidades que excedan el 50% de un salario base de ley; conociendo este panorama ahora puedes tomar una decisión más informada.

También es sano conocer antes de invertir si:

  • Tu inversión es negociable y cuánto es el aproximado de pérdida si debés de cancelar la inversión antes del plazo pactado.
  • Que sucede si se me pierde o roban mi certificado de inversión, ¿puedo acceder a una inversión no materializada?
  • La entidad me ofrece la posibilidad de acceder a un crédito de bajo costo dejando en garantía mi inversión, esto se llama crédito tipo Back to Back.
  • Puedo asignar beneficiarios en mi inversión y quizá lo más relevante en este tópico es, ¿los puedo variar cuando yo disponga?

Así que el reto de una inversión bien negociada se cumple si te asesorás con expertos de forma adecuada, preguntar, indagar, conocer y aprender te dará las herramientas para convertirte en un experto inversionista.

Conocé las opciones que te ofrece Coopenae para que empecés a generar mejor rendimientos con tus ahorros.