13 de octubre, 2018. El anuncio realizado por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central es una buena noticia para todos los actores del Sistema Financiero Nacional, incluidos inversionistas y deudores. Detrás de esta noticia, las autoridades propiciaron las condiciones necesarias para cerrar el año bajo condiciones de estabilidad en lo que a tasas de interés se refiere.

 

El Banco Central prestó la nada despreciable cifra de ȼ498 mil millones al Ministerio de Hacienda, para que éste último pueda resolver sus necesidades del último trimestre, incluido el dinero para el pago de aguinaldos.

 

Esta medida fue necesaria porque los actores del mercado estaban cobrando tasas elevadas, más allá de las posibilidades de la institución.

 

¿Qué se evitó?

Haber accedido a pagar tasas a ese nivel hubiera provocado un impacto negativo para los deudores de todo el sistema financiero, porque se habría convertido en una presión directa sobre las tasas de interés. Para los todos los inversionistas hubiera tenido una consecuencia negativa también, porque muchos instrumentos utilizan los títulos de deuda del Ministerio de Hacienda para invertir, con el agravante que la calidad  disminuye por el deterioro de Hacienda como emisor de ese valor y por el incremento en la probabilidad de impago.

 

Efecto positivo

 

  1. Al menos por tres meses, los actores del mercado saben que Hacienda no necesitará dinero. Por esta razón, las tasas de interés se mantendrán estables.
  2. Las expectativas pueden poner de cabeza a una economía. La expectativa hoy es que ni la inflación, ni el tipo de cambio, ni las tasas de interés se verán afectadas por una eventual necesidad de captación por parte del Ministerio de Hacienda.
  3. Un alto porcentaje de las inversiones de los fondos de pensión, fondos de inversión y otros instrumentos están invertidos en títulos emitidos por el Ministerio de Hacienda. Esos títulos hubieran tenido una depreciación si la entidad daba una señal de debilidad o probabilidad de impago. Además, si Hacienda hubiera captado a una tasa muy elevada, el riesgo por la probabilidad de impago hubiera aumentado.

 

Efecto negativo

  1. El Ministerio de Hacienda tiene hasta el 23 de diciembre para devolver la totalidad del dinero. Si no lo hace, habrá un impacto directo en la inflación y en tasas de interés.
  2. ¿De dónde obtendrá el dinero? La economía se ha ralentizado y la recaudación lo sufrirá; además, el nuevo plan fiscal está aún en el Plenario bajo discusión.
  3. Haber acudido a la Letra del Tesoro es equivalente a buscar al último prestamista disponible. Si la reforma fiscal no fuera aprobada, el Ministerio de Hacienda tendrá problemas para conseguir los recursos faltantes y, para conseguirlos, tendrá que pagar tasas sumamente elevadas que afectarán la estabilidad del sistema financiero.

 

En tanto llega el 23 de diciembre y se conoce si el país logra la aprobación de una nueva reforma fiscal, la incertidumbre provocará una desaceleración de la economía, porque las señales sugieren que éste es un momento adecuado para ahorrar.

Si desea asesoría para fijar su estrategia de ahorro, puede escribirnos al correo coopenaevirtual@coopenae.fi.cr

 

Tasas al 12 de octubre de 2018

 

Cifras actualizadas a setiembre 2018

¡Asociado e inversionista! Banco Central aclara tendencia al alza del dólar

¿Por qué debemos ahorrar?

 

¿Por qué y para qué una Tasa de Referencia Interbancaria?

Coopenae mejora tasas a pagar por Certificados de Depósito a Plazo

¿Cuál es la visión del nuevo presidente del Banco Central y cómo afecta las expectativas?