Esta semana, el tipo de cambio experimentó una tendencia al alza. En nuestras ventanillas, el precio de venta del dólar alcanzó los ¢582 por la tarde, cuando una semana atrás se ofrecía a ¢575.

La variación también impactó el precio de compra, esta semana a ¢568 y la anterior a ¢562.

El precio del dólar lo determina la oferta y demanda de divisas en el mercado, pero también tiene mucho que ver las expectativas, que son las que provocan que las personas se apresuren a comprar una cantidad de dólares mayor a la habitual.

Esta semana, el periódico La Nación publicó el artículo Precio del dólar abandona tres meses de pasividad, que explica las razones principales que están influyendo en la oscilación del precio.

De ese artículo y otros datos de contexto financiero, extraeremos insumos para que pueda tomar decisiones más informadas si requiere adquirir dólares, o venderlos.

Factores de mercado

Durante estas fechas, la disponibilidad de dólares es menor, porque las principales actividades generadoras tienden a decrecer por temporalidad.

El ingreso de divisas por turismo tiene dos puntos altos: inicio y mediados de año, principalmente por coincidir con los periodos de vacaciones de Estados Unidos. Existe otro ingreso elevado en noviembre, cuando las empresas radicadas en zonas francas cambian dólares por colones para pagar impuestos y aguinaldos.

Otros dos factores que inciden favorablemente en la oferta, pero que carecen de temporalidad definida es la venta de dólares del sector público (Banco Central, Ministerio de Hacienda) y el ingreso de Inversión Extranjera Directa.

Mientras que el ingreso de dólares tiene temporalidades, la salida de dólares es constante, que es el pago de todas las importaciones, siendo la compra de combustible por parte de Recope una de las de mayor peso.

Visión del nuevo presidente del Banco Central

Este mes llegó al Banco Central su nuevo presidente, Rodrigo Cubero, quien procede del Fondo Monetario Internacional. Su última experiencia dentro del organismo la desarrolló en Asia, donde tuvo la responsabilidad de analizar los flujos de capital y el funcionamiento del sistema cambiario.

Precisamente por ese conocimiento, Cubero promueve que el tipo de cambio “flote” más, es decir, que reaccione con mayor frecuencia a razón del precio de equilibrio entre la oferta y demanda. Algunas personas interpretaron –aunque no sea del todo cierto-, que esto significa que podría darse una devaluación mayor del colón.

No obstante, en entrevistas ha reconocido que las variaciones deben ser graduales, precisamente para evitar los picos que puede producir una especulación. Indicó que en la gráfica anual quizá puedan verse picos de incremento o caída en el precio del dólar, pero en el promedio anual, las apreciaciones o depreciaciones serán graduales.

Para consultar el tipo de cambio en Coopenae, puede ingresar a nuestro sitio www.coopenae.fi.cr

Si desea valorar oportunidades de inversión en Certificados de Depósito a Plazo o ahorros programados, puede escribirnos al correo coopenaevirtual@coopenae.fi.cr.