La figura de mamá es de suma importancia en un hogar, y ella toma muchas decisiones respecto a cómo satisfacer o resolver necesidades de la casa. Por su rol, compartimos consejos para que mamá sea una experta financiera y pueda lidiar mejor con el reto que supone tanto el presupuesto personal y doméstico.

  1. Piense en ahorrar: Sin importar la cantidad que sea, siempre será de mucho valor para la libertad financiera.
  2. Fíjese metas y plazos de ahorro razonables: Estas deben ser específicas, medibles y realizables. Los ahorros se utilizan para objetivos en concreto, no son una caja chica.
  3. Realice proyecciones anuales: Durante el año se pueden presentar situaciones que sumen o resten su proyecto, una proyección le ayudará a determinar cuánto disponible se tiene para destinar al ahorro.
  4. Disminuya gastos: Decida cuáles son necesarios y cuáles no, esto repercutirá de forma más positiva y exitosa que el contar con ingresos extras.
  5. No a las compras o endeudamientos innecesarios: Determine si la compra o el préstamo que desea realizar es realmente necesario o si solo se realiza por un impulso momentáneo.
  6. Cumpla con el presupuesto: Siga de forma estricta el presupuesto asignado para cada rubro tanto para ahorro como para gastos.
  7. Compare: Cuando haya llegado a la meta de sus ahorros y desea utilizarlos, analice opciones para que invierta en las mejores.