En la última quincena, la Tasa Básica Pasiva (TBP) experimenta un incremento de interés para los inversionistas. No se trata solo de un alza, sino de lo que está sucediendo con las carteras de inversión.

Para comprender el fenómeno en tres pasos y aprovechar las oportunidades que se presentan, lo invitamos a ingresar y leer la nota completa.

Aumenta tasa básica pasiva

1-      Expectativas

Necesidad de recursos por parte del Gobierno: El Ministerio de Hacienda sigue requiriendo dinero para financiar sus necesidades. Si bien en diciembre se acordó la aprobación del Plan de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, será hasta julio que incremente la recaudación e ingresen los nuevos recursos a las arcas públicas.

Lo anterior, sumado a la incertidumbre en torno a la aprobación del proyecto que permita emitir deuda externa en dólares (Eurobonos), provoca un incremento en las tasas por un tema de expectativas del mercado.

2-      Inversiones a largo plazo

Este punto es el de mayor interés para todas las personas que están planificando su estrategia de inversión. Jonny Gutiérrez, Gerente Financiero, explica que la fórmula para calcular la TBP utiliza la tasa de interés referencia de todas las entidades que pertenecen al Sistema Financiero Nacional, y también pondera la tasa a la que se paga la inversión.

Los Certificados de Depósito a Plazo y demás instrumentos de inversión se han mantenido muy estables en términos de rendimiento, aspecto que sugiere que los inversionistas están apostando a invertir a más largo plazo.

“Los inversionistas consideran que, en este momento, se están pagando tasas altas y por eso están aprovechando el momento para invertir a largo plazo. Quienes hacen este análisis, apuestan porque a partir de julio, cuando baje la necesidad de recursos del Gobierno, las tasas podrían bajar”, explicó Gutiérrez.

3-      Captación por parte de actores relevantes

Dos actores relevantes del Sistema Financiero Nacional han participado de forma agresiva en el mercado, captando montos relevantes y ejerciendo algún tipo de presión en las tasas. Consideramos estos movimientos como propio del plan de cada una de esas entidades, y no por un tema de mercado.

En resumen

Los inversionistas están “asegurando su ganancia” invirtiendo a plazos mayores plazos porque consideran que este es el momento en el que podrán conseguir las mejores tasas de parte del mercado. Esta suposición se basa en el supuesto que, a partir del momento en que entre en vigencia la reforma fiscal y/o la aprobación de los Eurobonos, las tasas experimentarán una reducción significativa.

Certificados